Piden ratificar un protocolo de la ONU contra la tortura en El Salvador

Los representantes de la Comisión de Trabajo en Derechos Humanos Pro-memoria Histórica presentaron al presidente del Congreso, Norman Quijano (Imagen), una carta para que los diputados ratifiquen el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura.EFE/Roberto Escobar/Archivo

San Salvador, 11 jul (EFE).- Un grupo de organizaciones sociales de El Salvador pidió este jueves a los diputados del Congreso que ratifiquen un protocolo de las Naciones Unidas contra la tortura para evitar que se repita esta práctica, común antes y durante la guerra civil (1980-1992).

Los representantes de la Comisión de Trabajo en Derechos Humanos Pro-memoria Histórica presentaron al presidente del Congreso, Norman Quijano, una carta para que los diputados ratifiquen el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura.

El activista Miguel Montenegro dijo a periodistas que El Salvador es el «único Estado de Centroamérica que no ha firmado ni ratificado ese protocolo».

Recordó que durante la guerra civil «miles de salvadoreños» fueron sometidos a «graves torturas», por lo que aseguró que urge la ratificación para «prevenir» esta lacra.

Señaló que con este protocolo la ONU podría verificar en las prisiones el trato que reciben los presidiarios, en momentos en los que el Gobierno ha decretado el estado de emergencia en las cárceles como parte de sus planes de seguridad.

Sostuvo que el país recibiría únicamente recomendaciones sobre el trato a los presos, dado que «no es un instrumento cuestionador».

Por su parte, el activista David Ortiz, señaló que la ratificación de este protocolo por unanimidad «sería un mensaje contundente para la comunidad internacional».

«El Salvador necesita desarrollar estructuras, necesita generar procedimientos para evitar que las torturas se den», sostuvo el defensor de derechos humanos.

En 2017, el entonces alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, advirtió que una serie de medidas aplicadas en las prisiones por el Gobierno «han colocado a miles de personas en detención prolongada y aislamiento bajo condiciones realmente inhumanas».

Estas medidas son similares a las adoptadas por el Ejecutivo de Nayib Bukele desde el pasado 21 de junio, cuando ordenó decretar el estado de emergencia en el sistema penitenciario.

Entre las medidas dictadas por Bukele en las prisiones se encuentra el encierro de los reos las 24 horas del día mientras las pandillas no detengan los asesinatos en el país.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion