Piden a los puertorriqueños estar preparados para la temporada de huracanes

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rossello (2d); el director del Servicio de Meteorología, Roberto Garcia (i); el comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administracion de Desastres, Carlos Acevedo (2i); el interprete de lenguaje de señas, Ricardo Ortiz (3i), y el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera (d), hablan el viernes 6 de julio de 2018, durante una rueda de prensa en el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, de San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

San Juan, 23 may (EFEUSA).- El comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) de Puerto Rico, Carlos Acevedo, exhortó este jueves a la ciudadanía a preparar un plan de emergencia familiar para la temporada de huracanes que comienza el sábado 1 de junio.

«En poco más de una semana comienza la temporada de huracanes y la ciudadanía debe tener listo un plan de emergencia que cubra las necesidades de su núcleo familiar», indicó el funcionario a través de un comunicado.

«Es importante el almacenamiento de alimentos no perecederos y agua embotellada para por lo menos diez días por miembro de la familia, incluyendo las mascotas. No debemos esperar a que se anuncie la cercanía de un sistema tropical para prepararnos y tampoco minimizar los pronósticos. Es importante recordar que solo una tormenta es suficiente para que la temporada sea activa», señaló el funcionario

Acevedo explicó que según el pronóstico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) se espera una temporada bastante cerca de lo normal y se pronostican entre 9 y 15 tormentas con nombre (con vientos de 39 mph o más), de las cuales 4 a 8 podrían convertirse en huracanes (con vientos de 74 mph o más), entre ellos 2 a 4 huracanes de fuerza mayor (categoría 3, 4 o 5 con vientos de 111 mph o más).

Una temporada de huracanes promedio produce 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos 3 huracanes de fuerza mayor.

El funcionario indicó que el Plan de Emergencia Familiar debe incluir la solicitud de medicamentos de mantenimiento y aquellos que se utilicen para tratar condiciones específicas.

Además, la ciudadanía debe conocer si vive en una zona inundable o en riesgo de deslizamientos, la ubicación del refugio más cercano y tener una mochila de emergencias que contenga dos mudas de ropa, un «kit» de primeros auxilios, meriendas, agua, dinero en efectivo y documentos importantes.

«En el Negociado nos mantenemos en constante comunicación con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema, por sus siglas en inglés), así como el Servicio Nacional de Meteorología y las distintas agencias estatales que trabajan directamente en los procesos de preparación, respuesta y recuperación en momentos de emergencia.

Hemos recibido instrucciones del gobernador Ricardo Rosselló para tomar las medidas necesarias que garanticen la seguridad y preparación de nuestra gente, así como una respuesta diligente y eficaz por parte de las autoridades», concluyó.