Panamá dice que sus campos de caña de azúcar están libres de trabajo infantil

En la imagen, la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral de Panamá, Zulphy Santamaría. EFE/Archivo

Panamá, 15 mar (EFE).- Panamá presentó este viernes un informe en el que asegura que las plantaciones legales de caña de azúcar que hay en el país están “libres” de trabajo infantil y que en los campos clandestinos hay casos “aislados” de menores laborando.

“En la industria de la caña de azúcar los riesgos de participación de trabajo infantil o adolescente son mínimos. Este estudio arrojó resultados positivos”, aseguró la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Zulphy Santamaría.

El informe, que fue elaborado por el Gobierno panameño con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), establece que el 97 % de las producciones de caña de azúcar cuentan con permisos legales, mientras que el 3 % son campos clandestinos.

“Panamá es el país de América Latina y el Caribe que más avances sustanciales ha realizado en el proceso de erradicación del trabajo infantil”, agregó la ministra durante la presentación del documento.

Panamá fue excluido en septiembre de 2018 de una lista elaborada por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos en la que se encuentran países con riesgo de emplear mano obra infantil en las plantaciones de caña de azúcar.

La última encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) señala que en 2016 había en Panamá 23.855 niños trabajadores, casi un 12 % menos que los registrados en 2014.

Según los datos oficiales, más del 64 % de los niños panameños que trabajan lo hacen en el sector agropecuario, principalmente en zonas indígenas y alejadas de la capital.

Panamá, sin embargo, es uno de los países de Centroamérica que registra las tasas más bajas de trabajo infantil y, según diversos organismos internacionales, podría convertirse en 2020 en uno de los primeros países de la región en ser declarado libre de trabajo infantil.

La OIT calcula que en el mundo hay 152 millones de menores obligados a trabajar, de los cuales 13 millones lo hacen en América Latina y el Caribe.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion