Orgullo en Ecuador tras la designación de Imbabura como Geoparque de la Unesco

Vista general de una reunión de la Unesco. EFE/Archivo

Quito, 17 abr (EFE).- La designación de la provincia ecuatoriana de Imbabura como Geoparque Mundial por parte de la Unesco es un «orgullo» para el país y un reto para mejorar en temas de turismo, ambiente y seguridad en la zona, aseguró este miércoles su gobernador, Galo Zamora.

Representante del Ejecutivo en la provincia, Zamora comentó a Efe que la designación «enorgullece» a los habitantes de Imbabura porque se «va a notar la naturaleza hermosa que tiene nuestra provincia», y ello beneficiará al turismo.

Para el funcionario, no sólo Imbabura «sino Ecuador debe sentirse orgulloso» por una provincia «que quiere ser siempre acogedora».

«El estar considerados dentro de los mejores del mundo nos da la oportunidad» de demostrar «que Imbabura es una provincia de paz, en la que se puede respirar tranquilidad y, sobre todo, vivir en armonía», añadió.

Extendida sobre algo más de 4.500 kilómetros cuadrados y con cerca de 400.000 habitantes, Imbabura está ubicada en la región interandina septentrional de Ecuador, y es famosa por su gran número de lagos y sus magníficas formaciones geológicas, como las Cascadas de Peguche.

La cumbre montañosa más elevada del sitio es el volcán Cotacachi, de 4.939 metros de altura y está situado dentro del perímetro de la Reserva Ecológica de Cotacachi-Cayapas.

La provincia de Imbabura, cuya capital es Ibarra, cuenta con numerosas aldeas indígenas y pueblos coloniales que atraen a miles de visitantes cada año.

La población actual comprende diversos grupos indígenas y mestizos: caranquis, cayambis, otavalos, zuletas, natabuelas, montubios, afroecuatorianos y awás.

Organizada en 6 cantones y 36 parroquias rurales y 6 urbanas, Imbabura tiene unas condiciones geográficas que determinan una gran diversidad climática y de ecosistemas con climas que incluyes el cálido seco, cálido húmedo, templado y frío.

Geológicamente se caracteriza por afloramientos de rocas metamórfica, secuencias volcánicas y sedimentos menores, así como una secuencia marina de areniscas, lavas basálticas y sedimentos intercalados agrupados, entre otros.

La designación «significa dar a conocer al mundo la belleza natural que tenemos en diferentes ambientes», dijo Zamora al recordar que a Imbabura también se la conoce como la «provincia azul» por sus lagos.

El ingresar en la lista de Geoparques también se convierte en un reto para la provincia a fin de mejorar en aspectos turísticos, ambientales y de seguridad, añadió el gobernador antes de puntualizar que la suya es la primera de las 24 provincias ecuatorianas en lograr esa designación de la Unesco.

La Unesco informó en París que junto a Imbabura, otros tres espacios naturales de Chile, Perú y España forman parte desde ahora del grupo de Geoparques Mundiales, una lista que recoge lugares que se consideran ejemplo de la diversidad geológica del planeta.

Con las nuevas designaciones, la Red Internacional de Geoparques Mundiales de la Unesco cuenta con 147 diseminados en 41 países.