Mueren 28 civiles en bombardeos en una zona controlada por EI en el noreste de Siria

Combatientes de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) en el centro de Al Raqa (Siria). EFE/Archivo

El Cairo, 13 jul (EFE).- Al menos 28 personas han muerto por los bombardeos lanzados anoche en una zona controlada por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el este de la provincia de Deir al Zur, en el noreste de Siria, informaron hoy activistas, mientras la agencia estatal elevó la cifra de fallecidos a “más de 30 civiles”.

Los ataques tuvieron como blanco una concentración de civiles en una fábrica de hielo ubicada entre las localidades de Al Susa y Al Baguz al Fuqani, ambas situadas en el este de Deir al Zur y bajo control de los yihadistas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La fuente advirtió de que el número de muertos podría aumentar debido a la cifra indeterminada de heridos por los ataques.

La ONG, cuya sede está en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, no precisó si los aparatos militares que lanzaron los ataques pertenecen a la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, o a las fuerzas iraquíes.

Por su parte, la agencia oficial de noticias siria, SANA, indicó que “más de 30 civiles”, la mayoría niños y mujeres, murieron por “bombardeos de la coalición internacional liderada por Washington”.

La cifra de fallecidos podría aumentar debido a la “dificultad de evacuar” a los heridos de debajo de los escombros, ya que los bombardeos han causado graves daños materiales en las zonas afectadas, según SANA.

Hasta el momento, ni la alianza ni las fuerzas de Bagdad, que luchan contra los extremistas en esa zona fronteriza a Irak, han realizado comentarios ante esta información.

Desde el pasado 9 de julio, los aviones de la coalición sobrevuelan la última zona que dominan los extremistas en el este del valle del río Éufrates, en preludio a una gran ofensiva contra los terroristas en esa región.

En el pasado, Deir al Zur fue uno de los feudos más importantes del EI en Siria, junto a la provincia de Al Raqa, pero los extremistas han perdido en los últimos meses la mayor parte de su territorio frente a las Fuerzas de Siria Democrática -una alianza armada liderada por milicias kurdas que cuenta con el respaldo de Washington- y las fuerzas gubernamentales sirias.

Actualmente, los yihadistas solo dominan menos de un tres por ciento del territorio sirio y tienen presencia en las provincias de Deraa (sur), Al Hasaka (noreste) y Deir al Zur, después de que hayan perdido el control de otras siete provincias desde 2017, según el Observatorio.

El EI llegó a tener en su poder amplias zonas de Siria y también del vecino Irak, y en junio de 2014 proclamó un “califato” en los territorios que había conquistado hasta ese momento.