Moody’s celebra el avance de la reforma de pensiones en Brasil

Imagen corporativa de Moody’s en las oficinas centrales de la agencia, en Nueva York (Estados Unidos). EFE/Andrew Gombert/Archivo

Sao Paulo, 11 jul (EFE).- La agencia calificadora de riesgos Moody’s consideró este jueves que la aprobación en primera votación en el pleno de la Cámara de los Diputados de la reforma de las pensiones es «una señal positiva» sobre la capacidad del país de «avanzar con la agenda de reformas» anhelada por el mercado financiero.

Según señaló en un comunicado la analista sénior de Moody’s, Samar Maziad, la reforma es un «evento positivo para el crédito» del país, perspectiva que está en línea con las expectativas de la agencia calificadora.

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó este miércoles, con el respaldo de 379 parlamentarios frente al rechazo de 131, el texto que define el marco general de la reforma en la primera de las dos votaciones necesarias para ratificar la propuesta.

«Si la aprobación final de la reforma abre puertas para reformas estructurales adicionales, eso fortalecerá el perfil de crédito de Brasil, generando estímulos a las perspectivas de crecimiento de medio plazo», señaló la analista en la nota.

Los industriales brasileños también festejaron el resultado de la votación de la víspera, considerado como «una de las páginas más relevantes» de la historia de la Cámara baja brasileña.

«La aprobación en primer turno de la reforma de las pensiones debe ser celebrada por todos, pues es la garantía de que el país conseguirá mantener las cuentas públicas bajo control durante la próxima década», dijo Paulo Skaf, presidente de la Federación de las Industrias de Sao Paulo (Fiesp), la más influyente patronal de Brasil, en un comunicado.

Skaf agregó que, con el respaldo de la Cámara, el riesgo de «colapso financiero nacional fue alejado» y abre paso para un periodo de «menos incertidumbres y más inversiones y generación de empleo y renta en Brasil».

La Cámara de Diputados deberá, sin embargo, someter el texto aprobado la víspera a nuevas discusiones antes de remitirlo al Senado.

Tras cerrar con un nuevo récord la víspera al situarse en los 105.817 puntos, la Bolsa de Valores de Sao Paulo operaba a media jornada con una caída de un 0,82 %, pero aún por encima de la barrera de las 104.000 unidades.

Según explicó a Efe el analista de Guide Investimentos, Rafael Passos, el mercado «ya había adelantado» la aprobación de la reforma, por lo que ha vivido en las últimas semanas «una euforia» y ahora a vuelto a operar dentro de la «normalidad».

«Lo que pasa es que el mercado normaliza su actividad pues ya había previsto esta aprobación. Lo que sí sorprende es el marcador, con tantos votos a favor», subrayó Passos.

El experto destacó que, más allá del primer paso para la aprobación final de la reforma, la plaza brasileña también se vio influenciada en las últimas semanas por los mercados internacionales y la actuación de los Bancos Centrales de Estados Unidos y europeo, además del intenso flujo de transacciones en el escenario doméstico.

La reforma del sistema de pensiones, que incluye una edad mínima para el acceso a la jubilación de 62 años para las mujeres y 65 para los hombres, es la gran apuesta del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro en materia económica.

El Gobierno considera que su aprobación es fundamental para reequilibrar las cuentas públicas e intentar así recuperar una economía que perdió siete puntos porcentuales entre 2015 y 2016, que creció a un ritmo insuficiente del 1 % anual en 2017 y 2018 y que este año se teme que pueda volver a caer en una recesión.