May dimitirá 7 de junio y seguirá en funciones mientras se elige nuevo líder

La primera ministra británica, Theresa May, hace una declaración este viernes para anunciar que dimitirá el próximo 7 de junio, cuando empezará el proceso para elegir a su sucesor como líder del Partido Conservador y jefe del Gobierno del Reino Unido, en Downing Street, Londres (Reino Unido).  EFE

Londres, 24 may (EFE).- La primera ministra británica, Theresa May, anunció este viernes que dimitirá el próximo 7 de junio, cuando empezará el proceso para elegir a su sucesor como líder del Partido Conservador y jefe del Gobierno del Reino Unido y, permanecerá en funciones mientras se elige al nuevo líder «tory».

May dio a conocer su decisión en una declaración ante la residencia oficial del 10 de Downing Street, en Londres, y tras reunirse con el presidente de su grupo parlamentario, Graham Brady, para determinar su futuro político.

En su declaración, la «premier, que rompió a llorar al concluir su discurso al país, dijo que «siempre lamentará profundamente» no haber podido ejecutar la salida del país de la Unión Europea (UE).

La todavía líder «tory» conminó a su sucesor al frente del Partido Conservador y del Gobierno a tratar de hallar un consenso en el Parlamento para lograr dejar el bloque europeo.

Además, May informó de que ha comunicado a la reina Isabel II su decisión y que continuará como primera ministra en funciones hasta que el proceso de sucesión quede completado.

«He hecho todo lo posible» para materializar el «brexit», después de que los británicos votaran a favor de salir de la UE en el referéndum del 23 de junio de 2016.

«He luchado para hacer que el Reino Unido sirva no solo a unos pocos privilegiados sino a todo el mundo y cumplir con el resultado del referéndum», afirmó May, vestida de rojo.

«Pronto dejaré el trabajo que para mí ha sido el honor de mi vida servir. ¿Segunda primera ministra?, ciertamente no la última. Lo digo sin animadversión, sino con una enorme gratitud por haber tenido la oportunidad de servir al país que amo», afirmó May, quien es la segunda jefa de Gobierno tras Margaret Thatcher.

La «premier» estará al frente del Ejecutivo cuando el presidente de EE.UU., Donald Trump, haga su visita de Estado entre el 3 y el 5 de junio.

En los últimos días, May, que hasta ahora ha conseguido aferrarse al liderazgo a pesar de las fuertes presiones internas para que dimitiera, sufrió un duro golpe cuando diputados y algunos ministros manifestaron su oposición a su último intento por conseguir la aprobación de su acuerdo del «brexit», a pesar de que éste ya fue rechazado por el Parlamento en tres ocasiones.

El miércoles, la líder del grupo conservador en la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, a cargo de la agenda parlamentaria del Gobierno, presentó su renuncia en desacuerdo con la forma en que la primera ministra ha gestionado el «brexit», pero más concretamente por su intención de presentar el proyecto de ley sobre el acuerdo de retirada de la UE negociado con Bruselas.

Ese proyecto incluye nuevas medidas, entre ellas la posibilidad de que los diputados puedan votar sobre la celebración de un segundo referéndum para confirmar o rechazar el acuerdo del «brexit».

El Reino Unido tiene fijada la retirada de la UE para el próximo 31 de octubre tras solicitar un retraso del día inicialmente establecido del 29 de marzo de 2019.

Contenido relacionado

Theresa May rompe a llorar al término del anuncio de su dimisión

Londres, 24 may (EFE).- La primera ministra británica, Theresa May, rompió este viernes a llorar al término de la declaración en la que anunció su dimisión como líder del Partido Conservador el 7 de junio, pero permanecerá en funciones hasta la elección de su sucesor.

Tras un breve discurso en el que la todavía «premier» expresó su profundo pesar por no haber conseguido ejecutar el «brexit», pese a haber hecho «todo lo posible», no pudo contener la emoción.

«Pronto dejaré el trabajo que para mí ha sido el honor de mi vida: servir. ¿Segunda primera ministra?, ciertamente no seré la última», manifestó antes de, con la voz rota, proclamar su «enorme gratitud» por haber tenido la oportunidad de «servir al país» que ama.

May permanecerá como primera ministra en funciones hasta el término de la carrera por su sucesión, que se iniciará en dos semanas, tras la visita de Estado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Esa semana la jefa de Gobierno tenía previsto volver a someter a votación su acuerdo del «brexit», después de que la Cámara de los Comunes lo haya rechazado en tres ocasiones.