La primera avanzadilla de hinchas de River y Boca ya viaja a Madrid

Hinchas de River Plate esperan en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza para viajar a Madrid hoy, para ver la final de laCopa Libertadores ante el Boca Juniors, en Ezeiza, Buenos Aires (Argentina). EFE

Buenos Aires, 5 dic (EFE).- Decenas de hinchas de River Plate y Boca Juniors viajan hacia España para el partido que consagrará el domingo en el estadio Santiago Bernabéu al campeón de la edición 58 de la Copa Libertadores.

Aunque los viajeros tienen como destino Madrid, muchos lo harán primero a otras ciudades, como Barcelona, debido a que los precios de pasajes al aeropuerto de Barajas se elevaron poco después de anunciarse que la vuelta del Superclásico sería jugaría en la capital española.

“Es único e irrepetible que suceda de esta manera. Fue todo prácticamente una película y definir en el Bernabéu es algo único y no lo vamos a olvidar nunca en la vida”, dijo a Efe el argentino Ronald Miller, uno de los hinchas de Boca que cruzará el Atlántico y que hace la facturación de un vuelo a Barcelona.

La mañana del miércoles, en el principal aeropuerto de Buenos Aires, Ezeiza, había más camisetas de River Plate que de Boca Juniors, pero Miller y su esposa, Karina Rodrigo, vestían los colores del ‘Xeneize’.

“Hubo que decidir rápido si viajábamos o no, es una locura, pero es la única oportunidad además para ver el partido. Vamos a visitar amigos que tenemos en Madrid y vamos a Barcelona el primer día”, explicó Rodrigo, quien con su marido quería ir al Mundial de Clubes si Boca se clasificaba pero decidieron cambiar de planes.

Cada pasaje de ida y vuelta les costó cerca de 45.000 pesos, unos 1.200 dólares. “Por el mismo precio que nos salía el billete más barato a Madrid, viajamos los dos”.

En el mismo vuelo, donde las hinchadas sí se mezclan, viajaron tres generaciones de una misma familia de seguidores de River: una abuela, su hijo y su nieto de 17 años.

La abuela, María Isabel González, contó que está emocionada por poder viajar por segunda vez en la vida con su nieto y además hacerlo para ver a su equipo en España, país del que tiene la nacionalidad al haber nacido en Almería.

“Fue de un momento para otro, dos segundos antes yo pensé ‘qué lindo sería ir’ y a los dos segundos me llama mi hijo y me dice yo te acompaño y llevamos a Iván (su nieto). Así que sacamos los pasajes”, indicó.

Padre e hijo compraron las entradas sin problemas al ser socios de River Plate, pero ella no tiene entrada y la intentará adquirir una vez allí.

“¿Te imaginás? Es nuestra tierra y con nuestro club”, añadió.

Otro aficionado veterano de River, Julio Safatle, recordó que el encuentro se debería haber jugado en el Monumental, por lo que se siente “triste pero a la vez contento”, porque la final se jugará y él la presenciará.

Safatle decidió viajar unos días antes porque así se encontrará con su hija, que vive en Málaga, y si River gana se quedará en Madrid hasta el Mundial de Clubes para viajar a Emiratos Árabes, donde se disputará dicha competición.

Antes de eso, el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores, que en la ida acabó 2-2, se jugará en el Santiago Bernabéu este domingo a las 20.30 hora española (19.30 GMT).

La delegación de River Plate salió esta tarde desde Buenos Aires y llegará el jueves por la mañana, mientras que Boca Juniors ya se encuentra en Madrid.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion