La campaña a la Presidencia de Colombia avanza sin emociones en busca de indecisos

El candidato a la Presidencia de Colombia, Gustavo Petro, habla durante un evento hoy, miércoles 13 de junio de 2018, en Medellín (Colombia). EFE

Bogotá, 13 jun (EFE).- La campaña presidencial colombiana avanza sin emociones hacia la segunda vuelta del próximo domingo, en la que el uribista Iván Duque y el izquierdista Gustavo Petro esperan atraer a los indecisos que pueden ser decisivos para escoger al sucesor de Juan Manuel Santos.

Sin embargo, cuando faltan solo cuatro días para la cita con las urnas, los colombianos parecen más interesados en el Mundial de fútbol que comienza mañana en Rusia que en las actividades de los dos candidatos.

La campaña se mantiene viva en las redes sociales, en donde el voto en blanco es el centro de comentarios porque hay vertientes políticas que sostienen que juega en contra de Petro y en favor de Duque, que tiene la ventaja de haber ganado en la primera vuelta con 2,7 millones de votos más que su rival.

Duque, del Centro Democrático, lidera todos los sondeos de intención de voto para la segunda vuelta con una ventaja que oscila entre los 13 y los 20 puntos porcentuales sobre Petro, del movimiento Colombia Humana.

Cerradas las apariciones públicas, que concluyeron el domingo pasado, los aspirantes a ocupar la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, estuvieron hoy dedicados a reuniones de trabajo y a atender compromisos puntuales de adiciones que llegan a cuentagotas porque el grueso de los apoyos ya está definido.

De cara a lo que sería su próximo mandato, Duque aseguró que si es elegido Presidente la mitad de su gabinete ministerial estará conformado por mujeres.

“Yo quiero un gabinete donde la mitad, y si lo logramos un poco más, sean mujeres”, manifestó Duque, quien centró el día de trabajo en Bogotá.

Dando muestras de que no habrá discriminación, Duque, de 41 años, añadió que su equipo de Gobierno reflejará una “transición generacional”, en la que “podrá haber algunas personas un poco mayores si se quiere”.

Fiel a sus postulados de campaña, el candidato uribista enfatizó que su gabinete deberá estar compuesto por gente de probada solvencia técnica y buena capacidad de ejecución y comunicación.

Además, prosiguió en medio de una nube de periodistas, el equipo “reflejará la diversidad del territorio colombiano” para que represente “la unidad que queremos”.

Al adelantar las características de quienes lo acompañarán en un posible mandato, Duque le salió al paso a Petro, quien desde el sábado pasado anunció que divulgaría este martes su gabinete, sin que hasta el momento lo haya cumplido.

“Yo nombres de gabinete solamente voy a dar cuando sea presidente de Colombia porque no quiero hablar con arrogancia, quiero un gabinete con la ciudadanía y la ciudadanía se tiene que pronunciar el domingo en las urnas”, aseguró.

Por su parte, Petro estuvo en Medellín, capital del departamento de Antioquia (noroeste), donde más que planes de gobierno hizo declaraciones polémicas.

En una reunión con empresarios y sindicalistas a quienes dio a conocer su propuesta económica, Petro manifestó que la justicia internacional va a requerir al expresidente colombiano Álvaro Uribe, tal y como sucedió con el panameño Ricardo Martinelli, extraditado esta semana de Estados Unidos a su país.

Petro ha sido uno de los mayores opositores de Uribe cuando este fue presidente y no desaprovecha oportunidad para subrayar los vínculos que tiene con Duque.

“Petro es el que va a terminar defendiendo, mire la paradoja, al presidente Uribe de la extradición”, dijo el exalcalde de Bogotá, quien añadió que van a ser los aliados de Uribe “quienes lo van a traicionar y lo van a entregar como al expresidente Martinelli, de Panamá, a las cortes internacionales”.

A propósito de la campaña presidencial, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, presidirá mañana la Comisión Nacional para la Coordinación y Seguimiento de los procesos electorales.

El objetivo de la Comisión es el de revisar las condiciones para el normal desarrollo de los comicios en la segunda vuelta presidencial y brindar todas las garantías a los candidatos y sus campañas.