Guatemala pide ayuda a Gobierno para obtener 15.000 millones del BID y el BM

Guatemala pide ayuda a Gobierno para obtener 15.000 millones del BID y el BM 

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales. EFE/Archivo

Washington, 11 oct (EFEUSA).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, pidió hoy ayuda al Gobierno para obtener una línea de crédito de 15.000 millones de dólares para infraestructuras del Banco Mundial (BM) o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidades en las que Washington tiene un peso importante.

Morales hizo esta solicitud durante la apertura de la II Conferencia de la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica, que reúne a altos representantes de Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador y Honduras.

“Nosotros con toda humildad, todo el respeto y todo el cariño, querríamos hacer una propuesta diferente, sencilla. Nosotros creemos ser un excelente aliado de EE.UU. y queremos ser mejor”, dijo Morales, mientras miraba al vicepresidente, Mike Pence.

“Nosotros -continuó- veríamos con mejor ojos si ustedes pudieran ayudarnos a que el BID o el Banco Mundial o cualquiera otra entidad financiera nos pudiera financiar para infraestructuras, 15.000 millones de dólares y, en los próximos 30 años, podríamos pagar ese capital y los intereses”.

Morales especificó que esa inversión estaría dirigida a “carreteras, puertos e infraestructura para fortalecimiento de las fronteras”.

Aparte de Morales, la II Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica reúne en Washington a Pence; al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández; al vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz; y al canciller mexicano, Luis Videgaray; entre otros.

La cita, que se celebra en Washington, durará dos días: la jornada de hoy buscará promover oportunidades económicas y favorecer la integración económica y energética de Centroamérica, y mañana el debate estará centrado en la lucha contra el narcotráfico, la seguridad fronteriza y la llegada de inmigrantes a EE.UU.

Para el año fiscal 2018 (del 1 de octubre de 2017 al 30 de septiembre de 2018), el presidente, Donald Trump, pidió al Congreso 460 millones de dólares para todos los países de Centroamérica, lo que supone un recorte del 34 % con respecto al año anterior.

En concreto, en 2018, El Salvador recibió 46,3 millones de dólares, lo que significa una reducción del 36 % respecto al periodo anterior; mientras que Guatemala consiguió 80,7 millones, que supone una bajada del 43 %; y Honduras obtuvo 67,9 millones de dólares, lo que representa una caída del 29%.

Los fondos estadounidenses sirven para apoyar el Plan para la Alianza de Prosperidad para el Triángulo Norte de Centroamérica, implementado desde 2014 por Honduras, Guatemala y El Salvador.

Contenido relacionado

Honduras pide a Gobierno que apoye una declaración de ONU sobre las pandillas

Washington, 11 oct (EFEUSA).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, pidió hoy al Gobierno que apoye su solicitud a las Naciones Unidas para que declare a las pandillas como “violadores de derechos humanos”.

“Son grupos trasnacionales y organizados. Por eso le pido que a través de usted busquemos que en Naciones Unidas estos grupos armados no estatales sean considerados violadores de los derechos humanos de las personas”, dijo Hernández al vicepresidente, Mike Pence.

El mandatario hondureño pronunció estas palabras durante la Conferencia de la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica, que se celebra en Washington y a la que acuden representantes de Guatemala, El Salvador y Honduras, además de los organizadores, EE.UU. y México.

“Debemos de crear estrategia conjunta contra ellas”, reiteró Hernández.

El presidente abordó diversos temas sobre la relación entre los tres países centroamericanos, pero en especial se centró en los lazos entre Honduras y EE.UU.

En este sentido, se refirió a la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para decenas de miles de hondureños, e instó a Washington a apoyar su país para afrontar los efectos del temporal provocado por el huracán Michael, que sobre todo está afectando al territorio estadounidense, ya que considera que las condiciones han cambiado.

“Estas condiciones no eran las mismas (cuando acabaron con el TPS), ahora miles de personas están obligadas a regresar a zonas que ahora se encuentran bajo alerta roja de emergencia nacional. Solicito el apoyo del país amigo (EE.UU) una respuesta que esperan encontrar (los hondureños)”, aseguró Hernández.

Uno de los puntos clave de la conferencia es precisamente la situación del TPS, que fue cancelado para unos 250.000 hondureños y salvadoreños por el Gobierno del presidente, Donald Trump, aunque recientemente un juez bloqueó esta decisión.

En la I Conferencia de Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, celebrada en junio de 2017, los presidentes de El Salvador y Honduras solicitaron enfáticamente una extensión de ambos permisos, pero han visto cómo el Ejecutivo de EE.UU. ha hecho oídos sordos a su petición.