Ecuador, epicentro del análisis de oportunidades de desarrollo de la región

El ministro de Finanzas de Ecuador, Richard Martínez. EFE/José Jácome/Archivo

Quito, 14 jul (EFE).- Ecuador acogerá la próxima semana la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la que delegados de 48 países analizarán los retos y oportunidades de desarrollo de América Latina y el Caribe, así como la actual coyuntura económica.

Se trata de la 60 reunión anual de las Asambleas de Gobernadores del Grupo BID, el principal órgano de toma de decisiones de la institución. La mayoría de los gobernadores son ministros de Hacienda, de Economía, o presidentes de los bancos centrales.

Durante el evento, se presentará la actualización de la estrategia institucional del Grupo BID y una edición actualizada del informe macroeconómico anual sobre América Latina y el Caribe.

La cita tendrá lugar en la ciudad costera de Guayaquil entre el martes y miércoles próximos, y representa un fuerte espaldarazo para las nuevas políticas del presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

Al ser sede de la Asamblea de Gobernadores del BID, Ecuador «demuestra al mundo que genera confianza, que es un país renovado y que abre sus puertas al mundo, al tiempo de estrechar lazos de integración», señaló el Ministerio de Economía en un comunicado.

«Este hecho implica que los organismos internacionales recuperaron la confianza en el país y ahora respaldan el Plan de Prosperidad que ejecuta» Moreno «con hojas de ruta conjuntas para trabajar en planes que permitan alcanzar el desarrollo en temas como salud, educación, infraestructura, sostenibilidad, transparencia, cambio climático», entre otros, añadió.

La relación entre Ecuador y el BID durante el Gobierno actual, se ha traducido, entre otros, en financiación con 15 préstamos con garantía soberana por un monto superior a los 2.313,6 millones de dólares, según cálculos del Ministerio de Economía y Finanzas.

Además, 38 cooperaciones técnicas por 10,6 millones de dólares, las mismas que incluyen las cooperaciones brindadas al Gobierno Central, municipios y otros organismos relacionados con el desarrollo productivo y social de Ecuador.

Tras 47 años, el país andino volverá a ser sede de las Asambleas de Gobernadores del BID con una cita en la que participarán Moreno, la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

El Grupo BID está compuesto por el BID, que ofrece recursos y financiación al sector público, BID Invest, que se centra en operaciones del sector privado, y el BID Lab (anteriormente conocido como FOMIN), que otorga donaciones y recursos para promover proyectos innovadores de pequeña escala en la región.

El Grupo BID es la principal fuente de financiación para el desarrollo de América Latina y el Caribe.

La reunión anual es la cita más importante del organismo internacional, donde los delegados de los 48 países miembros analizan las operaciones y actividades del BID y adoptan decisiones sobre las políticas a adoptarse en el futuro.

A la par de estos encuentros también se realizarán las reuniones anuales de BID Invest y BID Lab.

Asimismo, tendrán lugar once foros paralelos a las reuniones oficiales donde se evidenciará la relación entre las entidades públicas, las empresas privadas y la organización civil.

En estos encuentros relacionados en la política que aplica el BID para sus países miembros, se debatirán temas como economía verde, pacto fiscal y transparencia, equidad de género, ciudades seguras, inclusión financiera, emprendimiento e innovación.

De igual manera se analizarán los desafíos de la industria 4.0, la banca, los mecanismos de financiación y modelos de aplicaciones para gobiernos locales, y los retos del desarrollo para América Latina, entre otros.

La agenda del evento marca una conferencia de prensa de apertura de la Asamblea para mañana a las 09.30 hora local (14.30 GMT) con la participación del ministro ecuatoriano de Finanzas, Richard Martínez, y el presidente del BID.

Martínez apuntó que su país está abierto al mundo para cuidar del medioambiente, por lo que la Asamblea Anual de BID, «también es una cumbre verde».

Y en ese sentido, adelantó que se trasladará a los delegados de los 48 países participantes en autobuses eléctricos, «lo que significa un ahorro de 3 toneladas de CO2».

Susana Madera