Autoridades cierran cruce fronterizo para realizar ejercicio de seguridad

Autoridades cierran cruce fronterizo para realizar ejercicio de seguridad 

Agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos participan en un simulacro de cierre del paso fronterizo de San Ysidro hoy, en San Diego, California (EE.UU.). EFE

San Diego (CA), 10 ene (EFEUSA).- El cruce fronterizo entre San Ysidro (California) y Tijuana (México), considerado el más transitado del mundo, cerró hoy de manera temporal por un ejercicio de seguridad que realizó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Es la segunda ocasión en los últimos dos meses que dicho puerto de entrada suspende sus operaciones a causa de estos ejercicios.

La de este jueves coincide con la visita del presidente Donald Trump a la frontera entre Texas y México, en medio del pulso que demócratas y republicanos mantienen por el proyecto de un muro fronterizo y que ha llevado a un cierre parcial de la Administración.

El primer ejercicio realizado en noviembre pasado se hizo luego de que algunos centroamericanos que llegaron a Tijuana con la caravana migrante intentaron cruzar la valla fronteriza, no obstante el de hoy tomó por sorpresa a los activistas defensores de los derechos humanos dado que, dicen, el número de inmigrantes en la ciudad mexicana “se ha reducido”.

“Lo que anticipaba Estados Unidos como peligro nunca ha existido y menos ahora”, dijo a Efe Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos en San Diego, en alusión a la “crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur” que defiende el presidente para justificar en el presupuesto fondos para el muro.

“Tienen que seguir fomentando la idea de una crisis y qué mejor oportunidad que el mismo día que Trump visita el otro punto de la frontera para demostrar su solidaridad con esas falsas nociones”, agregó el activista.

Durante el ejercicio, decenas de agentes federales practicaron su formación con equipo antimotines en los 26 carriles que conforman el cruce internacional, a la vez que se colocaron máscaras antigás.

Se escucharon además por lo menos cuatro detonaciones y se arrojaron dispositivos de humo, mientras que un helicóptero sobrevolaba la zona.

“CBP está evaluando constantemente las capacidades de nuestras instalaciones y ha estado -y continuará haciendo- las preparaciones necesarias”, señalaron autoridades de dicha agencia federal a través de un comunicado.

Mientras los agentes federales participan del ejercicio, los automovilistas y peatones debieron esperaban unos 25 minutos para poder cruzar el puesto fronterizo.